Un Drago en Almería

Aunque pueda parecer extraño, es cierto, existe un Drago (Dracena Draco) en Almería desde hace bastante tiempo, según algunos desde hace 500 o 400 años traído por canarios o castellanos desde las islas canarias tras su conquista y toma de estas tierras por los castellanos tras la toma de Granada. Sin embargo parece más probable fuese traído por algún minero canario cuando esta zona se exploto por sus minerales y se crearon las minas de San Cayetano, las de Santa Bárbara que aún conserva una imponente chimenea o las de Alemanes Nuevos. Seguramente traería alguna semilla y lo sembraría en las cercanías de algunos de los barracones o cortijos existían en estas instalaciones y debido a estar en una vaguada se surtía de las pocas aguas de lluvia que bajaban por ella. Muy cerca hoy en día existe un cortijo de aquella época, el Cortijo Rincón de Martos, en los terrenos del CEMA (Centro Experimental de Michelin en Almería), terreno en el que se haya este Drago y que hace un año ha sido restaurado para ofrecer el modo de vida de aquella época.

Este cortijo fue construido por el entonces propietario de los terrenos para los mineros a principios del siglo XX, más tarde fue ocupado por el guarda del terrateniente que lo paso a Michelin, durante los primeros años del CEMA, este cortijo era para el disfrute de los trabajadores de esta empresa. Ahora, en el interior de este edificio, que será utilizado para actos en el centro y cuyos elementos ornamentales han sido cedidos por los propios empleados, cuelga una colección de láminas antiguas que muestran diversas imágenes de la vida de los habitantes de la zona en los comienzos del siglo XX. También han sido restaurados otros elementos como un molino, el Pozo Molina de Polo, corrales, aljibes y otros elementos.

En estas inmediaciones es donde se encuentra este ejemplar que algunos aseguran es el ejemplar más antiguo de la Europa continental. Tras años de abandono en el que en una ocasión un trabajador de Jaen corto varias de las ramas para llevarselas a su tierra y por ello muestra ese aspecto algo desangelado y menos masa en la copa de lo que tradicionalmente suelen tener, este árbol goza de grandes cuidados y se ha mejorado su riego a través de un sistema de canalizaciones para que reciba todas las aguas de lluvia de su entorno.

El aseguramiento de su permanencia queda atestiguado por la plantación de un dragonal en la entrada del centro de Michelin con las semillas que el Drago ofrece .

Para observarlo es conveniente pedir permiso al centro, si bien desde la Sierra de Cabo de Gata y en las antiguas veredas que cubrÍan el trayecto entre el Cortijo de Martos y el Cortijo del Romeral en las inmediaciones de San José , que era el camino más corto par comunicarse, puede desde las cimas observase las estructuras mineras, los cortijos y el Drago.

Debido a que este árbol por clima y terreno volcánico puede adaptarse muy bien en esta zona no estaria mal su incorporación al paisaje y en especial a los jardines urbanos de la zona.

Fotografia de www.eltiempo.es

0 Respuestas en Un Drago en Almería"

Deja un comentario

Template Design © VibeThemes. All rights reserved.
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas