BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES EN EL SECTOR TURÍSTICO

LAS BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES EN EL SECTOR
TURÍSTICO.

Andalucía es uno de los destinos turísticos más importantes del mundo. El clima, las playas, la cultura y la hospitalidad son las motivaciones fundamentales que mueven a 21 millones de personas a visitar anualmente esta región. El turismo en Andalucía se ha desarrollado enormemente en las tres últimas décadas, convirtiéndose en un elemento clave para comprender el desarrollo económico y la modernización de la región.

El turismo es la primera actividad económica de la región, supone más del 19% del Producto Interior Bruto de la misma y genera directamente el 12 % del empleo.

Desde la perspectiva ambiental la actividad turística, una vez implantada, produce bajo impacto ambiental, estando este concentrado en la generación de residuos sólidos y en un excesivo gasto de agua y energía. Pero en la relación del turismo con el medio ambiente hay que distinguir dos épocas diferentes:

Una primera época durante la construcción y la creación de las infraestructuras de la industria turística en la que en muchos casos se cometieron atentados ambientales de carácter irreversible, como por ejemplo: la eliminación de ecosistemas, la transformación completa del paisaje costero o la especulación urbanística, y una segunda en la que la actividad turística está a pleno rendimiento y en la que deben primar una oferta de calidad ambiental de las instalaciones y una gestión sostenible del agua, la energía y los
residuos.

En la actualidad se está produciendo un cambio importante; ya no se trata de que el turismo no impacte negativamente sobre el medio, sino que el medio ambiente se convierte en una oportunidad que mejora la oferta turística y su nivel de aceptación.

Las especialidades de Formación Profesional Ocupacional a las que va dirigida fundamentalmente esta propuesta de buenas práctica son las relacionadas con las familias profesionales: Turismo y hostelería. Servicio a la comunidad y personales.

Una visión sostenible del sector turístico debe propiciar dentro de sus ofertas una propuesta integrada de los valores ambientales del entorno, de la calidad ambiental de las instalaciones y del desarrollo de las buenas prácticas ambientales en los siguientes ámbitos de actuación:

A la hora de realizar las compras hay que decidirse en general por aquellos productos que sean más duraderos, que tengan una vida útil más larga, adquiriendo equipos que ofrezcan la posibilidad de reparación y actualización. Así se recomienda:

∴ Fomentar la compra de suministros en envases que tengan un sistema de depósito devolución y retorno(aceites, detergentes, productos de limpieza, bebidas, etc.), utilizando por ejemplo, botellas de vidrio retornables para el agua y el vino.

∴ Valorar en el momento de la compra la cantidad de residuos que se van a producir con la utilización del producto, comprando productos a granel o concentrados, ya que están envasados de una forma más sencilla, lo que produce menos residuos.
∴ Comprar productos frescos y locales, disminuyendo así el gasto energético derivado del
transporte.

∴ Evitar la compra y utilización de productos de un solo uso (papel secamanos, vasos y platos de plástico, etc.).

∴ Adquirir frigoríficos, congeladores y equipos de aire acondicionado y refrigeración que estén libres de gases que ataquen a la capa de ozono y sean de bajo consumo energético.

1.Criterios para la adquisición de bienes y equipos.
2.El ahorro de energía.
3.La gestión del agua.
4.La gestión de los residuos.

Criterios para la adquisición de bienes y equipos
∴ Evitar el uso de papel de aluminio, la obtención de aluminio es muy costosa, por lo que es preferible sustituirlo por plástico o papel.

∴ Se recomienda la compra de papel higiénico de color blanco, ya que en la fabricación de papel de colores se emplean colorantes y tinturas que contaminan el agua.

El ahorro de energía

La producción de energía genera distintos tipos de contaminación. Las buenas prácticas respecto al consumo de energía se centran fundamentalmente en el ahorro, ya que al consumir menos energía estaremos contribuyendo muy positivamente a la conservación del medio y los recursos naturales. Para un buen aprovechamiento de la energía deberemos tener en cuenta los siguientes criterios:

∴ Instalar sistemas de apagado y encendido de la iluminación en las dependencias (pasillos y habitaciones, servicios, etc..) y en los exteriores que garanticen que estén apagados cuando no sean necesarios.

∴ Disponer de sistemas centralizados de desconexión que permitan que se desconecte
automáticamente el equipamiento eléctrico de la habitación al abandonar el cliente la misma. Se recomienda para esto utilizar un sistema de encendido de las luces y aparatos eléctricos que esté asociado a la llave de la habitación.

∴ Aprovechar al máximo la luz natural, para ello es necesario replantear las zonas de recepción y de distribución, colocando espejos y las paredes pintadas de colores claros que reflejen la luz.

∴ Revisar los niveles de iluminación eléctrica y ver la posibilidad de sustituir la iluminación difusa por iluminación directa, que es más eficaz.

∴ Asegurar que las luces de las zonas comunes y de servicio no se ponen en funcionamiento nada más que a las horas estrictamente necesarias o su control mediante sistemas de detención de presencia que activen y desactiven automáticamente la iluminación en las zonas de paso
frecuentes.

∴ Disponer de un sistema que asegure que la luz de jardines y exteriores sólo esté encendida cuando sea necesario, siendo las lámparas utilizadas preferentemente de mercurio, sodio o de bajo consumo.

∴ Limpiar periódicamente las luminarias, bombillas y pantallas de iluminación para garantizar el máximo rendimiento.

∴ Utilizar lámparas fluorescentes compactas o ahorradoras de consumo, supone un ahorro energético y económico, ya que su vida útil es diez veces superior que las lámparas incandescentes y tienen un consumo menor del 80%.

∴ Controlar la temperatura en las habitaciones y en las zonas comunes para conseguir un menor consumo de los sistemas de climatización, así la temperatura en verano no debería ser inferior a los 22 grados.

En la cocina también se puede ahorrar energía:

∴ Limpiando los hornos y placas de cocina con frecuencia para asegurar una adecuada transmisión del calor.

∴ Cubriendo las cacerolas y sartenes con tapaderas para asegurar un óptimo aprovechamiento de la energía aportada.

∴ Precalentando los hornos y freidoras solo el tiempo necesario, que se estima en unos cinco minutos.

 

La gestión del agua

El agua es un bien escaso en Andalucía, una correcta utilización de la misma puede suponer el ahorro de considerables cantidades de agua en:
.
En los cuartos de baño
Teniendo en cuenta que el gasto medio de un cliente de hotel es de unos 250 l/día y que este consumo se realiza fundamentalmente en los cuartos de baño de las habitaciones, es importante poner en marcha sistemas de ahorro de agua que minimicen su consumo, para ello se propone:

∴ La instalación de reductores de caudal y de limitadores de presión en los lugares donde haya una utilización masiva de agua en horas punta.

∴ La instalación de difusores en los grifos en las duchas.
∴ La utilización de griterías que permitan el ahorro de agua:
∗ Los Grifos monomando presentan importantes ventajas a la hora de ahorrar agua, su instalación permite regular mejor el caudal de agua y su temperatura evitando pérdidas innecesarias. ∗ Los grifos con temporizador tienen unos mecanismos que cierran el caudal de agua automáticamente después de un tiempo predeterminado, tanto en ducha como en lavabos. En estos casos el sistema de ahorro se sitúa en 30 y 40 % para la ducha y un 20 y 30 % para lavabos ∗ Los grifos electrónicos se activan mediante un sensor electrónico. Su precio es más elevado que otros modelos, pero permite ahorrar alrededor del 40% en el consumo de agua. ∗ Los grifos termostáticos permiten mediante el control de la temperatura ahorrar energía y agua, se utilizan sobre todo para ducha.

∴ La instalación de dispositivos de descarga que ahorren agua en las cisternas:
∗ Las cisternas con interrupción de la descarga, son aquellas que disponen de un
pulsador único con un mecanismo que interrumpe la descarga de agua al pulsarlo dos veces o bien al dejarlo de pulsar. En una descarga corta se vacía la cisterna de 4 a 6 litros y en una larga la vacía totalmente, gastando entre 9 y 12 litros. ∗ Las cisternas con doble pulsador permiten dos cantidades de descarga diferentes; una larga y otra corta. El uso adecuado del pulsador puede reducir el consumo de agua hasta un 40%.

En la cocina
Uno de los puntos de consumo de agua en las instalaciones turísticas es la cocina, por el uso frecuente del agua para el lavado de los alimentos y utensilios en general. Para mejorar la gestión del agua en las cocinas se recomienda:

∴ Instalar griferías que dispongan de sistemas ahorradores de agua.
∴ Evitar el vertido de aceites y grasas a la red de alcantarillado ya que influyen negativamente en los sistemas de depuración (el vinagre y el limón son dos ingredientes buenos como desengrasantes y buenos limpiadores para mármol y placas quemadas).

∴ Tener en cuenta en la utilización de lavavajillas los siguientes puntos:
∗ Debemos informarnos, al comprar un lavavajillas, del consumo de agua y energía que realizan los aparatos de las diferentes marcas y modelos que hay en el mercado.
∗ No es necesario enjuagar la vajilla antes de introducirla en el lavavajillas.
∗ Hay que esperar a que la máquina esté totalmente llena antes de ponerla en marcha.
∗ Hay que conocer la dureza del agua para adecuar la dosificación del detergente y del
abrillantador, mejorando así la calidad del lavado.

En la lavandería
El consumo de agua y energía derivado del lavado de la ropa se puede disminuir en las instalaciones hoteleras:
∴ Reduciendo los cambios de ropa en lo posible. Por ejemplo cambiando las toallas sólo a petición del cliente.
∴ Utilizando siempre la lavadora a plena carga.
∴ Reduciendo la dureza del agua mediante un descalcificador, ya que alarga la vida de las máquinas y evita las cargas contaminantes en las aguas residuales
∴ Utilizando detergentes que no contengan fosfatos.
∴ Lavando con agua fría o baja temperatura para deteriorar menos la ropa y ahorrar energía.
∴ Utilizando detergentes respetuosos con el medio ambiente y utilizando las dosis adecuadas, ya que su consumo excesivo no implica mayor limpieza sino que solo obliga a un mayor consumo de agua en el aclarado. Se propone:

∗ Reducir el uso de abrillantadores para suelos
∗ Utilizar bicarbonato para eliminar los malos olores en los WC

En las zonas ajardinadas
Existen dos factores importantes que condicionan el consumo de agua en las zonas ajardinadas: la necesidad de riego de las especies plantadas y el sistema de riego que utilicemos en el mantenimiento de las zonas verdes. Por tanto se recomienda:
∴ La utilización de plantas bien adaptadas a las condiciones climáticas de la zona, para no tener que hacer aportes extraordinarios de agua para garantizar su supervivencia.
∴ Diseñar cuidadosamente el sistema de riego de las zonas ajardinadas, así para las rocallas se recomienda la utilización de microdifusores, en las praderas y zonas tapizadas aspersores y para arbustos y árboles el riego por goteo.
∴ Regar en momentos de menor insolación (por la mañana temprano y por la tarde), para evitar
pérdidas de agua por evaporación
∴ Minimizar la utilización de plaguicidas y abonos químicos.
∴ Cubrir el suelo con hojas, restos de poda, corteza de pino ayuda a retener la humedad del suelo.
∴ Ajustar bien los aspersores y bocas de riego, par evitar pérdidas de agua.
∴ Reservar un rincón en el jardín para hacer compost con los restos de las podas y las siegas que se realicen, así podremos utilizarlo una vez transformado como abono natural para las plantas y el suelo.
∴ En los campos de golf se recomienda utilizar el agua de estaciones de depuración de aguas residuales, e instalar sistemas de riego controlados por ordenador.

La gestión de los residuos

En los establecimientos turísticos se producen residuos que proceden fundamentalmente de los envases y embalajes de los productos utilizados y de la cocina, al ser residuos sólidos urbanos no se debe realizar con ellos ningún tratamiento específico. Se seguirán respecto a este tema los siguientes criterios:

∴ Reducir la cantidad de residuos que se producen mediante la compra de productos a granel o de aquellos cuyos recipientes son reciclables o retornables.
∴ Reutilizar los envases vacíos siempre que sea posible.
∴ Separar la basura en contenedores distintos para su posterior recogida por los servicios
municipales.

2 Respuestas en BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES EN EL SECTOR TURÍSTICO"

  1. Mª Angeles Rubio Viciana dice:

    Articulo muy interesante para cuidar el medioambiente ya que somos todos responsables de tener una buena gestion medioambiental no solo como empresarios turisticos sino tambien como usuarios de los recursos turisticos

  2. Proximamente subiremos más post sobre buenas practicas ambientales en otros sectores

Deja un comentario

Template Design © VibeThemes. All rights reserved.
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas